- MercadoSocial.com - http://mercadosocial.com -

Cristian Lagares… Padre en chacabana

Texto: Manuela Lora/MS

Fotos: Bryan Aquino/MS

Locación: Courtyard Marriott Santo Domingo

SANTO DOMINGO.- Con una trayectoria de más de 30 años en el mercado de la moda en la República Dominicana, el diseñador Cristian Lagares, siempre está listo para hablar de la pieza que le hizo famoso: la chacabana.

Cristian Lagares es padre de seis hijos.

Lagares es celoso y delicado con su trabajo. La moda y todo lo que conlleva le apasiona tanto como ser servicial con todo aquel que se acerca a su tienda a adquirir una prenda lista o hecha a la medida. Sin embargo, hay una pasión mucho más grande, que es la que “le mueve el piso” a este prestigioso profesional: la de ser padre.

Cuando habla de sus hijos Lagares se pone “mono”, y solo con escuchar el tono de su voz cualquiera se da cuenta de que sus seis hijos son su debilidad, porque habla de ellos con orgullo, pero más que nada, con mucho amor.

Lagares se siente profundamente orgulloso de sus hijos.

“Lo mejor de ser padre es poder sentir la satisfacción del deber cumplido. Mis hijos han significado el motor de mi existencia”, afirma sin dudar Lagares, quien como resultado de haber entregado su cariño a sus hijos se siente satisfecho por la retroalimentación que recibe de ellos: “Se siente demasiado bien ver y sentir a tus hijos estar pendientes de ti, de saber como estás y de darte atenciones y cariño”.

Ericka, José Cristian, Elizabeth, Yaritza, Christopher y María Lagares representan el mundo para Cristian Lagares, pero… ¿Qué más grande puede haber después de ellos? ¡Sus dos nietos!

Luis Octavio, su primer “derriengue”, y Enzo, que “acaba de salir del horno”, son dos bendiciones que Lagares agradece profundamente, pues son señales que hablan de su legado, y que le muestran su propio poder de amar mucho más de lo que pensó que podía.

Cristian Lagares junto al varón más pequeño, Christopher.
La complicidad que existe entre padre e hijo se ve de lejos.

Cualquiera puede pensar que es difícil convertir en seres humanos de valor y profesionales a seis hijos. Sí, Cristian lo admite, porque todo padre quiere darle lo mejor a sus retoños, y aunque el camino fue arduo: “Siempre vale la pena, a pesar de que el ritmo de lo que uno quiere para ellos, con el deseo que tienes como padre de que tengan lo mejor, a veces no se logra tal cual, pero lo importante es mantenerse luchando por ellos, y yo he visto que sí, que valió la pena”, señaló.

Lagares recordó el momento cuando nació su primera hija, Ericka: “El nacimiento de mi primera hija, Ericka, sólo lo puedo comparar con ese momento en que tienes tu primera novia, que te enamoras profunda y sinceramente”, dijo el diseñador.

PROFESIONAL.- Es definitivo, Cristian Lagares siempre está listo para hablar de su labor, y en especial, de las excusas perfectas que existen para usar una chacabana, y es que  aunque en la República Dominicana es normal escuchar que “solo existe una estación”, el verano, con la llegada de los meses de calor en la vestimenta masculina se impone esta versátil pieza.

La chacabana es una prenda camaleónica, ya que hace ver a quien la viste muy elegante y a la vez fresco, sin importar que la lleve a una actividad corporativa en un imponente salón de actos, o en un coctel a orillas de la playa, donde siempre cae perfecto su diseño y textura.

Cristian Lagares señala que, ciertamente, aunque a algunas personas no les gusta por el tema del “planchado”, el lino es la tela que le da más personalidad y vida a estas prendas; sin embargo, el creativo no hace a un lado texturas como el algodón italiano, que ofrece muchas opciones en textura que el lino no ofrece.

Lagares se siente satisfecho de sus logros como padre y profesional.

De igual forma, Lagares expresa que, aunque es cierto que un traje e incluso, una chaqueta sola hace ver a cualquier hombre bien vestido, pero las chacabanas también… ¡y son más frescas!

“Dadas las líneas de diseño que caracterizan a las chacabanas, estas siempre llamarán la atención, porque cada detalle que las caracteriza son puntos que te guían hacia líneas limpias, perfectas y sosegadas”, señaló el diseñador.

Asimismo, destacó que no importa si se trata de un abuelo, o un padre adulto o joven: “Un hombre que viste una chacabana siempre llamará la atención de manera agradable, y siempre transmitirá un espíritu de madurez y jovialidad en cualquier ambiente en el que se desenvuelva”.

El diseñador aclaró que, siempre y cuando el caballero lleve una chacabana que se ajuste a su cuerpo, a la medida, se verá elegante: “Sin embargo, si utiliza esta pieza con medidas inapropiadas, sin dudas le hará lucir mayor”, destacó.

Especialmente para el verano, Lagares recomienda a los padres adultos y jóvenes utilizar chacabanas en tonos pasteles de color azul, blanco y rosa, aunque puntualizó que no deben descartarse los diseños que combinan perfectamente estos colores, ofreciendo un aire de modernidad a quien las usa.

Puede visitar la tienda de Cristian Lagares en la Plaza las Américas I, en la avenida Winston Churchill esquina Roberto Pastoriza, Santo Domingo o comunicarse a los teléfonos 809-563-6613 o 809-566-1697.

@cristianlagares