Social
Subir
[adziner id='5']

María Pérez Liranzo: Guerrera del sector financiero

Frente a la inesperada muerte de su esposo, tuvo el reto de preservar el patrimonio familiar, y junto a su hijo mayor, darle un giro hacia la modernidad y excelencia de servicio a MCJ Enterprises.

Por Manuela Lora

Fotos: Miguel Rivera Banks

Vestuario de las damas: Marisol Henríquez Atelier/Plaza Metropolitana

Vestuario masculino: Leonardo’s Formal/Plaza Central

SANTO DOMINGO.- En el noveno piso de la moderna torre en la que reside, María del Carmen Pérez Liranzo, presidenta de MCJ Enterprises, se acomoda confortablemente para responder las preguntas de MercadoSocial le hace. Su mirada se pierde entre los recuerdos del pasado, el camino recorrido, el dolor sobrepasado y el éxito duramente preservado.


#PORTADADELAREVISTAIMPRESA


Una actitud de acero caracteriza a esta empresaria que lleva sobre sus hombros dirigir una compañía perteneciente al sector financiero, en el que regularmente es el género masculino el que marca las pautas. Sin embargo, su trato afable y su sonrisa tan espontánea deja escapar al ser humano sensible y luchador que es.

Al narrar su historia, María del Carmen no solo permite fluir su orgullo por ser de la provincia Espaillat, específicamente de Moca, si no también por provenir de una familia unida y grande: 12 hermanos de padre y madre, ocupando ella el penúltimo lugar entre ellos, aunque en cuanto a amor se refiere, según explica, todos siempre fueron iguales. Se siente agradecida del ejemplo y los valores que recibió de sus padres, de quienes resalta la integridad frente a sus convicciones.

Su ferviente crreencia en Dios le dio fuerzas para asumir el reto de fortalecer MCJ Enterprises.

Su ferviente creencia en Dios le dio fuerzas para asumir el reto de fortalecer MCJ Enterprises.

Sus estudios primarios y secundarios los realizó en su ciudad natal, y allí soñaba con convertirse en odontóloga, pero las circunstancias no lo permitieron. Con el apoyo de sus hermanas y sus padres ingresa a la universidad O&M con el objetivo de hacer un grado técnico que pudiera sustentar a futuro una carrera universitaria, así que primero hizo un Secretariado Ejecutivo Técnico, y luego, en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, inició su licenciatura en Derecho, una tarea pendiente.

En el 1988 realizó uno de sus más deseados sueños: casarse con el amor de su vida, su novio de la adolescencia, Olegario Jiménez Solorín, un hombre muy especial: “Lo amaba, admiraba y respetaba con el alma, nos completábamos de una manera perfecta, entre nosotros siempre prevaleció el amor y respeto del bueno”. Con él procreó sus tres hijos: Vladimir, Brayan y Oleica Jiménez Pérez, a quienes define como los “mejores regalos que Dios le haya podido conceder”.


#TESTIMONIODEVIDA


En la actualidad, María de Carmen disfruta a plenitud su trabajo y su tiempo en familia.

En la actualidad, María de Carmen disfruta a plenitud su trabajo y su tiempo en familia.

SACRIFICIOS.- Aquella época de formación de la familia fue muy dura en cuanto a trabajo se refiere. Ambos eran empleados privados, pero tenían la meta en común de establecer su propio proyecto en el sector financiero, que lo desarrollaban de manera informal en una oficina que habilitaron en su hogar.

En el año en que tuvo su retoño más pequeño, su esposo se queda sin empleo fijo, y se ven en la necesidad urgente de aumentar sus ingresos, así que deciden vender el apartamento en el que vivían para usarlo como capital de trabajo, y ya para el año 1993 comienzan a darle carácter y rentabilidad a su negocio, con el nombre comercial de Oleica: “Desde ese momento todo empezó a florecer, y con la empresa constituida y organizada empezó a cambiarnos todo en los diferentes ámbitos de nuestras vidas”, expresó la María del Carmen.

Luego de trabajar juntos los primeros cinco años, y dejando el negocio con muy buena rentabilidad en el sector, la empresaria toma la decisión de retirarse del área laboral, pues su hijo de cuatro años, es diagnosticado con autismo en primer grado, y dedica alma y corazón al cuidado de su familia, quedando su esposo al frente de la empresa.

“Confiaba plenamente en mi pareja, una persona que amaba y disfrutaba lo que hacía siempre: trabajar arduamente de manera enfocada y visionaria en el área empresarial”, indicó María del Carmen.

Luego de 21 años de matrimonio el destino le hizo una jugada inesperada en el año 2009 con la partida a destiempo de su esposo en un hecho infortunado, quedándose sola con sus tres hijos adolescentes, quienes de inmediato se convirtieron en su soporte y su motivación para seguir luchando, a pesar del gran dolor que la amargaba.


“Vivir la experiencia de la pérdida del ser amado, en un hecho trágico, cambió mi vida y la de mi familia. Hay que vivirlo para poder entender la magnitud del duelo”, afirma María del Carmen.


Luego de una trayectoria de dolor, trabajo y sacrificio, María del Carmen le sonríe a la vida y agradece a Dios por la familia.

RETOS.- Aunque su gran reto en esos momentos de dolor desgarrante fue no dejar caer la empresa, su prioridad fue mantener la estabilidad física y emocional de sus hijos, en especial la del segundo, por ser diferente, y que a raíz de lo sucedido, vio opacada su salud, de tal manera que se mantuvo hospitalizado por cuatro años en diferentes centros del país y el extranjero, hasta lograr su estabilidad emocional.

“Cuando mi esposo fallece en el 2009, tenía alejada de los negocios familiares unos 10 años.  De repente me veo en la obligación de comenzar nuevamente la vida laboral, como gerente general de la empresa, con mi hijo mayor a mi lado para comenzar a introducirlo en los negocios y  hacer los cambios de lugar inmediatos. Dios puso en mi  sabiduría, coraje y mucha valentía para  enfrentar las avalanchas de situaciones de diferente índoles que se presentaron, y buscar soluciones inmediatas y a futuro según el caso”, narró.

La empresaria deja salir su ferviente creencia en Dios al afirmar que primero gracias a Él, al apoyo directo de su familia y a fieles empleados, como su gerente de Operaciones, Ivelisse Urbáez -quien desde entonces permanece en la empresa, convirtiéndose en más que una colaboradora-, pudo salir adelante: “Junto a ella y mi hijo Vladimir actualizamos la compañía y le dimos la estabilidad requerida”.

“Mi hijo mayor forma parte de mi decisión de darle continuidad al negocio familiar, con la intención de ambas partes, de preservar ese patrimonio por el cual su padre trabajó arduamente gran parte de su vida”, manifestó la luchadora mujer, y detalló que iniciaron el proceso con las recuperaciones de valores y operando de manera parcial, hasta pasar la etapa de  transición, que incluyó principalmente el cambio de nombre comercial, con una plataforma totalmente renovada y adaptada a estos tiempos.

En la foto familiar, su hijo Bryan, su hija Oleica, su nuera Nidsbelle Guzmán de Jiménez y su hijo Vladimir Jiménez.

En la foto familiar, su hijo Bryan, su hija Oleica, su nuera Nidsbelle Guzmán de Jiménez y su hijo Vladimir Jiménez.

RENACER.- Así es como, en el año 2012 con su iniciativa, el apoyo de su hijo y su capital  humano, hacen el lanzamiento formal de MCJ Enterprises, una entidad financiera que ofrece diferentes modalidades de servicios, tales como: préstamos prendarios, hipotecarios, “factoring” para empresas, bienes raíces, y otros servicios afines.
“Le insertamos a MCJ Enterprises nuestro sello propio, haciendo predominar la ética profesional y la transparencia en todos los procesos con nuestros clientes, desde el momento  que se inicia hasta el cierre de cualquier tipo de transacción. Es vital para nosotros, mantener la credibilidad y la confianza en el sector financiero”, señaló la empresaria.

De inmediato añadió su hijo Vladimir, quien hace un año y medio contrajo matrimonio con Nidsbelle Guzmán Sánchez, una joven a la que también considera su hija, ha asumido grandes metas de cambios a nivel empresarial, motivo por el que no ha perdido el tiempo y se ha preparado a nivel académico para dar lo mejor de sí, graduándose primero en Administración de Empresas, y teniendo en proceso en estos momentos su maestría en Finanzas.

Actualmente disfruta y se divierte a plenitud con su familia. “Siempre unidos” dice ser su lema: “Me siento agradecida de mi Dios, porque me ha dado la fortaleza de mantener mi estabilidad física, emocional y espiritual para dividir mis energías en ambos roles, laboral y familiar”.

Hoy, que María del Carmen Pérez continúa desarrollando una vida muy productiva, desde el noveno piso en el que vive, mira a lo lejos el hermoso paisaje de parte de la Capital dominicana enmarcado con el deslumbrante mar Caribe, y ofrece una mirada fija y segura para afirmar: “Mi familia es mi gran soporte, mi gran bendición de Dios, por la que me he levantado de las pruebas difíciles que he pasado en mi historia de vida”.

[shortcode]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Entrevistas

  • Experiencia versus Covid

    Con su aparición y permanencia, la pandemia chocó con un gran muro de contención representado por los valores y experiencia de...

    Manuela Lora5 noviembre, 2020
  • Persecución tras la salud

    El doctor Miguel Ángel Suárez Villamil, puertorriqueño de corazón y aplatanado dominicano por experiencia, comparte con MercadoSocial.com su trayectoria y satisfacción,...

    Manuela Lora2 noviembre, 2020
  • Padre, ante todo, padre

    Alexis Hernández, gerente general de Sambil Santo Domingo, narra en exclusiva a MercadoSocial.com, el torbellino de amor en equilibrio que ha...

    Manuela Lora26 julio, 2020
  • Que la crisis no mate la belleza

    La cirujana Tania Medina ha sabido reinventarse en estos momentos difíciles. Entiende que ahora más que nunca se necesita una transformación interna...

    Manuela Lora16 julio, 2020
  • Growing… personalizando con intención

    Charlene Payano describe con entusiasmo a MercadoSocial la intención de su marca de personalizar experiencias en cada una de sus propuestas.

    Manuela Lora13 julio, 2020
  • Reputación… ¿Una exigencia?

    Grande o pequeña, una empresa debe preocuparse por forjar una reputación basada en su experiencia, trayectoria y calidad de su propuesta...

    Manuela Lora24 abril, 2020
  • El privilegio de contar el nacimiento de Jesús

    Por más de 25 años Marina Ojén de Contreras ha dado sentido a la Navidad, no solo de su familia, sino...

    Manuela Lora24 diciembre, 2019
  • Crecimiento constante: reto hacia la felicidad

    El destacado coach personal y de negocios dominicano, residente en Costa Rica, Stormy Reynoso, los seres humanos tienen a mano las...

    Manuela Lora18 diciembre, 2019
  • Un Santa que se llama Germán

    Llevando el mensaje de paz, amor y esperanza a la niñez dominicana, este joven lleva alegría con su adorado personaje.

    Manuela Lora14 diciembre, 2019
[adziner id='12']
[adziner id='13']
[adziner id='14']

MercadoSocial.com es una revista digital editorial- comercial, que persigue plasmar en la pantalla de la computadora la sección de sociales del periódico impreso tradicional, responsable de dar a conocer las más importantes actividades empresariales, gerenciales, mercadológicas y comerciales de cualquier sociedad desarrollada, sin dejar a un lado el ámbito turístico, cultural y familiar, donde el glamour y las fascinantes historias ligadas al emprendedurismo y la tradición familiar no faltan.

Facebook

Última edición

Copyright © 2015 Mercado Social. Desarrollada por SoluMedios