- MercadoSocial.com - https://mercadosocial.com -

Reputación… ¿Una exigencia?

Texto: Manuela Lora/MS


Créditos
Lulú Tasting Bar
Vestuario y complementos Sissy Bermúdez
Maquillaje y peinado Dock’s Beauty Lounge
Fotos Suresh Severgnini


SANTO DOMINGO.- Las empresas que quieren asumir un liderazgo en sus respectivos sectores deben tener claro que, sin importar su tamaño o participación dentro del mercado productivo, la reputación es un requisito que debe inspirar diariamente el resultado de su labor, con miras a la construcción de una impecable trayectoria.

Así lo expresa la periodista y abogada Elena Crespo, coordinadora en República Dominicana de la firma española Villafañe y Asociados (V&A), en una entrevista que concedió a MercadoSocial.com, en la que además dijo que la comunicación no genera reputación en una empresa, si no su realidad corporativa, un conjunto de factores entre los que están, sus resultados económicos, y su comportamiento ético y responsable.

“Esto, cuando se comunica eficazmente se convierte en reconocimiento por parte de los grupos de interés de la empresa, es decir, en reputación. La reputación supone una exigencia para todas aquellas empresas que quieren asumir liderazgo en sus respectivos sectores, porque el nuevo liderazgo ya no se mide en el tamaño de la empresa o por su participación en el mercado, sino por el reconocimiento que hagan sus stakeholders, ya sean clientes, colaboradores o los ciudadanos”, expresó Crespo.

La profesional destacó que la comunicación, sin ser parte de la reputación de una empresa, es un proceso clave para poner en valor la realidad corporativa, porque facilita el reconocimiento de los grupos de interés, por la satisfacción que tienen de sus expectativas con relación a la empresa.

Sin embargo, aclaró que si no se trabaja en paralelo en el desempeño de la empresa, puede crear descrédito; y puso de ejemplo que le ocurrió al ciclista estadounidense Lance Amstrong, considerado uno de los más grandes deportistas de la historia, y quien cayó en desgracia tras ser de conocimiento público el consumo de sustancias prohibidas para mejorar su rendimiento.

MUNDO DIGITAL.- De igual forma, Crespo resaltó que el relato del liderazgo reputacional se construye a partir del mensaje del primer ejecutivo en esa labor personal de extensión de los valores de la organización a los suyos: “El liderazgo eficiente es fruto de un comportamiento consecuente que proyecte las actuaciones del líder en referencias del comportamiento corporativo. En el Caribe hay todavía muchas empresas que tienen que trabajar en esa transferencia reputacional”, aseguró.

Crespo, además, hizo hincapié en lo importante que es innovarse para una empresa, pues el mundo es tan cambiante, como visible e inmediato: “Las empresas han de gestionar su transformación digital, pero crear una estrategia digital va más allá de que el usuario identifique una marca, requiere de la construcción de credibilidad y eso está directamente ligado con la reputación, es decir, con la realidad y su reconocimiento”, señaló, y de inmediato expresó: “Más allá de la proliferación de herramientas y plataformas, la planificación y ejecución siguen siendo determinantes. Así que hay que formular la visión reputacional de la compañía, jerarquizar sus stakeholders y definir objetivos reputacionales de cada uno de ellos, diagnosticar la reputación actual, establecer un plan de mejora, y de inmediato, un plan de comunicación y gestión del reconocimiento de la reputación”, explicó.

La profesional aseguró que las herramientas digitales permiten generar experiencias al cliente: “Hablamos de big data, analítica digital, inteligencia artificial o inbound marketing. El contenido es esencial. Historias con que conectar en marcas que se humanizan y se convierten en personas”, dijo.

Finalmente, la profesional destacó que las empresas necesitan que su plan estratégico de reputación corporativa incluya como parte de su gestión de reconocimiento, un plan de comunicación digital, con herramientas y objetivos específicos, ya que según ella misma aclaró, la comunicación digital es la más valiosa, siempre y cuando esté amparada por una buena reputación.